Tras el enorme éxito del Soho Grand Hotel, los propietarios, Leonard y Emanuel Stern de Hartz Mountain Industries dirigieron la mirada al sur hacia uno de los barrios residenciales más prósperos de Manhattan, TriBeCa. Su sagaz presentimiento y visión pionera les llevaron a una propiedad gemela y en mayo de 2002 se dio a conocer el Tribeca Grand.

La apertura del Tribeca Grand Hotel en el año 2000 lo colocó como el primer gran hotel en una zona que era el hogar de los famosos que aparecían en la prensa y una combinación dinámica de restaurantes, tiendas, instituciones financieras y prósperas compañías de cine independiente.

Con una ubicación céntrica en uno de los barrios más singulares y en rápida evolución de Manhattan, Tribeca Grand Hotel actualiza el ideal de mediados de siglo XX de viaje elegante y vanguardista para el milenio. Mediante una combinación de atractivos interiores, amplios servicios tecnológicos y servicios 24 horas para los clientes, ofrece al visitante una experiencia hotelera de estilo de vida exclusivo y de lujo.

El Tribeca Grand se encuentra en la frontera entre SoHo y TriBeCa, dos de los barrios residenciales más prósperos del centro de la ciudad, donde las calles adoquinadas y los edificios históricos de hierro fundido dan paso a las boutiques, restaurantes y galerías más exclusivos. La forma triangular del Hotel proporciona a la propiedad su inimitabilidad, más evidente en el atrio de su interior que se eleva ocho alturas. El amplio salón Church Lounge con mobiliario bajo es el lugar ideal para descansar, reunirse o trabajar durante el día y el lugar perfecto para tomar un cóctel con amigos por la noche.

Las habitaciones y suites disponen de televisores de pantalla plana, equipos de sonido Sony. La ropa de cama y baño son de Frette y los artículos de tocador son de «C.O. Bigelow» de Nueva York.  Hay que añadir a la lista de servicios ofrecidos a los huéspedes de Tribeca Grand acceso a la línea de lujo de Apple más reciente de productos de estilo de vida digital, desde iPads y iPods a una selección de habitaciones equipadas con iMacs completamente cargados. El Hotel continúa con su visión pionera con la sala de proyección privada y series de películas cuidadosamente seleccionadas, prolongando el liderazgo de los barrios en películas y el énfasis ofreciendo a los visitantes un verdadero trozo del estilo de vida de TriBeCa.