El barrio

Situado en una esquina adoquinada estratégica en la frontera entre el Soho y TriBeCa, la ubicación del Tribeca Grand es absolutamente inigualable en uno de los barrios más singulares y en rápida evolución de Manhattan, hogar de los famosos que aparecen en prensa y de algunos de los restaurantes, bares de vinos, galerías y tiendas más exclusivos.

A dos manzanas al sur de Canal Street y bordeado por Church Street, Walker Street y Sixth Avenue, el hotel se encuentra en el centro de una interminable lista de establecimientos de moda, ocio y comercio. A pocos pasos del hotel boutique NYC se encuentran los restaurantes más chic del centro de Nueva York, las tiendas con más estilo, incluidas tiendas de antigüedades, boutiques de diseñadores, salones de exposición de muebles y galerías de arte, por no mencionar docenas de bares y discotecas. Todo aquel que se pueda permitir el lujo de alojarse en TriBeCa encontrará prácticamente todo lo que necesite al alcance de la mano.

El Tribeca Grand conoce el barrio, por dentro y por fuera, y con la Neighborhood Guide cuidadosamente seleccionada, han eliminado los límites fijos de la propiedad del hotel ofreciendo a los huéspedes una introducción íntima a la ciudad tal y como la ven los que tienen en ella su residencia. Diseñada para revelar el lado oculto de todos los aspectos de la cultura de la Ciudad de Nueva York, desde el arte al cine pasando por la moda, la música, la gastronomía y la vida nocturna, los huéspedes del Tribeca Grand tienen acceso personal a una experiencia auténtica del centro de la Ciudad de Nueva York y una puesta al día local de lo que pasa en el polifacético estilo de vida neoyorquino del centro de la ciudad.

Presencia del Tribeca Grand en el barrio

Puede que el Hotel Tribeca Grand esté ubicado en uno de los barrios más exclusivos del céntrico Manhattan, pero también linda con muchos otros puntos dignos de una visita, ya que se encuentra a tan solo unos pasos de SoHo, Chinatown, el Lower East Side, Little Italy, el Meatpacking District y la zona de la orilla del río Hudson, así como a una distancia verdaderamente corta de NoLIta, Wall Street, Battery Park y el Financial District.

Todos los trenes de la red de metro pasan por el barrio y llevan, a tan solo unas paradas, al distrito de los teatros, Times Square, el Museo de Arte Moderno, el Empire State Building y la Zona Cero, por lo que los mayores puntos de interés de Nueva York están al alcance de la mano al mismo tiempo que el hotel se encuentra lo suficientemente retirado como para que los huéspedes se sientan como auténticos neoyorquinos.