Un lugar de encuentro íntimo de día y destino al centro de la ciudad de noche, el largo y reluciente bar Church Lounge de TriBeCa, con sus lujosos sillones y su luz tenue, es un lugar idóneo y sofisticado para socializar en el centro de la ciudad. Desde un clásico menú americano diseñado exclusivamente por los chefs del Tribeca Grand hasta algunos de los mejores cócteles exclusivos que ofrece Nueva York, el elegante Church Lounge proporciona a los huéspedes la oportunidad de experimentar lo mejor de la vida en el centro de esta ciudad. Los fines de semana mantienen el ritmo con un relajado desayuno-almuerzo que tanto los residentes en la ciudad como los huéspedes del hotel consideran su favorito.